¿Cómo extender la vida útil de nuestros viñedos?

Recientemente se ha puesto en marcha el nuevo Banco de Germoplasma del vivero de Viña Concha y Toro, el cual permite resguardar la calidad y sanidad de las vides seleccionadas y transferidas desde el Centro de Investigación e Innovación.

 

En el marco del Programa Estratégico de Sanidad Vegetal y Recursos Genéticos, el Centro de Investigación e Innovación (CII) de Viña Concha y Toro, inició durante 2017 un proyecto de I+D clave, el cual ha permitido seleccionar plantas sanas y de calidad que se están transfiriendo a un Banco de Germoplasma en las instalaciones de la Gerencia Agrícola, funcionando así como el punto de partida hacia el viñedo del futuro, más productivo y longevo.

 

Felipe Gainza, Líder de I+D+i en Biología Molecular del CII, explica que “tras seleccionar las mejores plantas durante el desarrollo del proyecto de I+D producción de plantas mejoradas a través de nuevos procedimientos de diagnóstico, control, limpieza y refuerzo (CORFO 16PIDE-66727), existía la necesidad de resguardar este material vegetal limpio, por lo que nos surgió la pregunta ¿cuál es la mejor alternativa para resguardar este desarrollo de acuerdo a la normativa nacional? La respuesta fue la construcción de un Banco de Germoplasma”.

 

El viñedo del futuro

 

Poder contar con un Banco de Germoplasma en las instalaciones de la compañía, el cual a la fecha mantiene y resguarda 14 clones de 5 cultivares, no solamente permitirá mejorar considerablemente la calidad fitosanitaria de los viñedos, sino que también ayudará a modernizar los sistemas de producción de plantas existentes. Lo anterior favorecerá la trazabilidad del material vegetal desde los bloques madres y los procesos de producción de plantas en vivero, hasta la plantación de los nuevos viñedos en los distintos valles vitivinícolas de Chile.

 

Ivo Agnic, Ingeniero Agrónomo de Viña Concha y Toro, agrega que “el Banco de Germoplasma es un área confinada de 142 m2, moderno, automatizado y que nos permitirá albergar hasta 160 plantas y también, mantener nuestros materiales vegetales en las mejores condiciones de cuidado, para así lograr el objetivo de cumplir con todas las exigencias propuestas por el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), relacionadas al resguardo de la calidad genética y sanitaria de nuestras vides”.

 

Próximos pasos

 

Actualmente, el Banco de Germoplasma se encuentra en proceso de certificación bajo el programa de Certificación de Vides del SAG. En paralelo, el CII continúa trabajando para ingresar un nuevo lote de 25 clones y 4 portainjertos al banco de germoplasma durante 2021. Por otra parte, se avanza en la segunda etapa de la certificación de plantas, colaboración con la autoridad que incluye la transferencia tecnológica de los sistemas de diagnósticos de enfermedades hacia el SAG, para de esta forma hacer más eficiente el proceso de certificación no solo para la compañía, sino que también a nivel nacional.